Monsanto compra compañía que investiga la desaparición de abejas por pesticidas Monsanto compra compañía que investiga la desaparición de abejas por pesticidas
Monsanto compra compañía que investiga la desaparición de abejas por pesticidas La multinacional dice querer ayudar a Beeologics, sin embargo dado su historial sus... Monsanto compra compañía que investiga la desaparición de abejas por pesticidas

Monsanto compra compañía que investiga la desaparición de abejas por pesticidas

Monsanto y las abejasLa multinacional dice querer ayudar a Beeologics, sin embargo dado su historial sus motivos resultan dudosos. Es difícil creer que Monsanto, la gigante de los agroquímicos, que según Natural Society fue “la peor en 2014”, quiera alejarse de sus malos hábitos e invertir en la conservación del medio ambiente.

Beeologics es una pequeña compañía dedicada a buscar soluciones al rápido decline de poblaciones de abejas en el mundo. Para hacerlo han desarrollado un producto llamado Remembee, un agente anti-viral que se espera podrá combatir el Desorden de Colapso de Colonias, una plaga que ha disminuido por un tercio la población de abejas en Estados Unidos en la última década.

Sin embargo, según tres estudios recientes, han concluido que el virus que Remembee planea combatir no es la verdadera raíz del problema. Las investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Purdue y la Universidad de Harvard concluyeron que un tipo de pesticidas, conocidos como neonicotinoides, y que cubre más de 142 millones de hectáreas de maíz, trigo y soja de Estados Unidos, podrían ser los verdaderos responsables. Estos pesticidas son absorbidos por el sistema vascular de las plantas y contaminan el polen y néctar que las abejas utilizan, y desorientan a los insectos impidiéndoles regresar a su colmena.

Otros factores que contribuyen al Desorden de Colapso de Colonias, y por los que el número de abejas ha disminuido, son la pérdida de su hábitat natural y un sistema inmunológico débil, consecuencia de una mala alimentación (ya que a las abejas comerciales con frecuencia se les alimenta con jarabe de maíz con pesticidas), así como las técnicas modernas de apicultura que limitan la diversidad genética de la población al hacer amplio uso de inseminación artificial.

Otro culpable que señalan los científicos es el polen del maíz genéticamente modificado que tiene un insecticida potente dentro de su estructura genética y que ingieren las abejas. El maíz Roundup, elaborado por Monsanto, es utilizado en Estados Unidos y otros sitios.

Entonces, si Monsanto se encuentra entre los principales sospechosos del Desorden de Colapso de Colonias, ¿por qué está comprando la multinacional a una de las compañías responsables de la investigación del desorden y desaparición de las abejas?

La vocera de la compañía, Kelly Powers, dijo que “estamos completamente comprometidos con el trabajo existente de Beeologics”.

Resulta difícil creer que Monsanto intenta reinventarse como una compañía cuyo interés es la conservación ambiental y productos sin efectos cuestionables en nuestra salud. Parece más probable que intenten cubrir su complicidad en el problema.

Tendremos que esperar y ver.

Fuente: Diario Ecología

Vivir Conscientes

No hay comentarios hasta el momento.

Sé el primero en hacer un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *